500 kilómetros de caminos rurales ahora lucen con pavimento

Subsecretario Sergio Galilea se reunió con comunidad agrícola de Surire en Alto Azapa, para dar cuenta del avance del Plan Nacional de Caminos Básicos en la región entre 2014 y 2017.

Atrás han quedado los días de polución en distintos poblados rurales de la Región de Arica y Parinacota. Gracias al Plan Nacional de Caminos Básicos del Ministerio de Obras Públicas (MOP), que ejecuta a través de la Dirección de Vialidad, en el periodo 2014-2017 se ha logrado la pavimentación de 500 kilómetros de rutas secundarias que estaban en precarias condiciones.

Para dar relevancia a este hito caminero, el subsecretario de Obras Públicas, Sergio Galilea se trasladó junto al secretario regional ministerial de esta cartera, Jorge Cáceres y al presidente de la Comunidad Agrícola de Surire, Alfredo Calizaya en el sector Alto de Azapa.

Allí descubrieron un letrero donde dieron a conocer a los comuneros el cumplimiento de esta meta con la pavimentación de los 31 kilómetros de la Ruta A-137, vía que corre por la ribera sur del río San José. Para esta obra, en dos etapas el MOP destinó en total 2.326 millones de pesos.

El subsecretario de Obras Públicas, Sergio Galilea dijo que el Plan Nacional de Caminos Básicos “ha sido una política pública exitosa del Gobierno de la Presi9denta Michelle Bachelet, porque ha permitido elevar la calidad de vida de los habitantes de las zonas rurales. Nuestro objetivo final es que en todo el país no quede ningún camino sin pavimento”.

La autoridad indicó que la meta hacia el 2018 es llegar a 720 kilómetros completamente pavimentados de la red vial en Arica y Parinacota. “En la Ley de Presupuesto esto ya está previsto y esperamos que el 2020 alcancemos los 900 kilómetros. Este es un progreso muy grande, porque tiene una visión equitativa del desarrollo regional, porque apunta a mejorar las condiciones de las zonas rurales, favoreciendo su desarrollo agrícola y turístico”

El presidente de la Comunidad Agrícola de Surire, Alfredo Calizaya, dijo que desde  que el Estado entregó los terrenos en 1974 en ese sector “por primera vez en 40 años, estamos viendo obras de envergadura. Estamos muy agradecidos de la mirada que tiene el Gobierno de considerarnos y ver que es una zona altamente productiva. Hoy con el pavimento que han puesto en este camino, vamos a poder trasladar nuestros productos cumpliendo las altas exigencias del mercado santiaguino y otros. Ahora libres de polución, ya no tenemos el polvo que ensucia nuestras plantas”

Sobre el hito de cumplimiento de 500 kilómetros pavimentados de caminos rurales de la región, el seremi Jorge Cáceres explicó que este trabajo “ha significado que un 60 por ciento de la red vial básica regional esté pavimentada. Este compromiso lo asumimos el 2014 y lo seguiremos desarrollando. Nos alegra que en esas zonas hayamos dejado atrás el polvo y la famosa “calamina” que complicaban el transporte”.

Agregó que se eligió como lugar simbólico el sector de Surire para anunciar el avance de este compromiso, “a raíz de que no sólo hemos pavimentado este camino, sino que estamos construyendo un puente que los conecta con la ruta principal de Azapa y este año inauguramos el sistema de agua potable de Pampa Algodonal. Este sector es altamente productivo y, por lo mismo, las 50 familias que habitan aquí merecen una mejora en sus condiciones de vida”.

El Plan Regional de Caminos Básicos ha dotado de pavimento a sectores como Caquena, Linderos, Huanta, Santa Rosa, Caleta Vítor, Alto Camarones, Alto Azapa, Copaquilla y Central, entre otros.