A 8 años de Chile Crece Contigo; Ministros se despliegan por el país

  • Al igual que en todas las regiones del país, este lunes se realizó la entrega del nuevo ajuar del Chile Crece Contigo, a madres de los recién nacidos en el sistema de salud público. Encabezó la Ministra del MINVU.Hasta el Hospital Regional llegó la Ministra de Vivienda, Paulina Saball, junto a la intendenta Gladys Acuña y otras autoridades.“El Programa de Apoyo al Recién Nacido es una política que aporta equidad en Chile y facilita que los niños y niñas alcancen su máximo potencial de desarrollo. De tal manera que poder anunciar mejoras en una política tan exitosa, es un gran motivo de satisfacción”, explicó la Ministra Saball.En 2009 se hizo entrega del primer ajuar del Chile Crece Contigo y desde ese año hasta la fecha más de 19 mil familias de la región, cuyos hijos o hijas han nacido en la red pública de salud, han hecho efectivo este derecho. Más de 20 mil mil mujeres han recibido educación en los cuidados del recién nacido(a) y en crianza temprana en el puerperio.“Aquí vemos la expresión del acompañamiento que realizamos a nuestros niños: el ajuar lo recibirán todos los niños y niñas que nacen en hospitales públicos; luego reciben en el consultorio el apoyo en alimentación; el Rincón de Juegos en el prekinder; asimismo reciben sus vacunas, sus tratamientos dentales. También les estamos garantizando para su futuro una educación más justa, más equitativa y con más calidad”, agregó la intendenta Gladys Acuña.El ajuar y la pertinencia

    El ajuar está compuesto por una cuna corral equipada, un cojín de lactancia, un porta bebé tipo Mei Tai, vestuario e insumos para los cuidados básicos y estimulación del recién nacido. El embalaje es una pieza multiuso que facilita el traslado desde el establecimiento hospitalario hasta la casa.

    Además la antigua caja de la cuna corral fue rediseñada para convertirse en una ingeniosa caja baúl que permite guardar objetos. El resto de los productos que componen el ajuar podrán guardarse en un bolso de tela compacto, que se puede transformar en un organizador vertical, permitiendo almacenar objetos de uso cotidiano del bebé y optimizando los espacios de la casa, entre otras innovaciones.

    Otro de los cambios efectuados se registró en la línea gráfica de los implementos.  El diseño del embalaje se basa en aves, nido y árbol para reflejar la llegada del recién nacido, el hogar protector y el apoyo a la familia. Para esto se dividió el país en cuatro zonas. Así, los ajuares que lleguen a Arica tiene vegetación de la zona norte, lagartijas y chinchillas.