Baja llegada de turistas drásticamente a la región y senador Durana pide que el Ejecutivo intervenga en falta de conexión aérea

Al comparar el mes de mayo con igual período de 2017 se observa que las pernoctaciones de turistas en la Región de Arica y Parinacota disminuyeron en un 20,2% que constituye el mayor descenso a nivel nacional. Pero la estadística es más negativa aún, porque el alojamiento de personas provenientes del extranjero disminuyó en un 51%.

Esta situación ha impactado drásticamente en el desarrollo de actividades turísticas, especialmente en Camarones y en la localidad de Putre en la provincia de Parinacota, con un índice negativo de 6.8% disminuyendo el índice de ingreso por habitación disponible en un 34,2%, según denunció en hora de incidentes del Senado, el legislador, José Miguel Durana.

En la ocasión, solicitó además que se oficie a los Ministros de Economía, José Valente y de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, a los efectos de que informen que acciones concretas se encuentran desarrollando para solucionar la conexión aérea de la Región de Arica y Parinacota y aminorar el impacto negativo que dicha falta de conexión provoca en las diversas actividades económicas de la región.

En este sentido, manifestó que desde hace tiempo que nuestra región sufre carencia de vuelos de pasajeros que la conecten directamente con Iquique (distante a 313 kilómetros) y Antofagasta (distante a 719 kilómetros). Esta falta de conectividad aérea se suma a la ausencia de vuelos internacionales dado que dejaron de operar los vuelos que la conectaban con la ciudad de La Paz, Bolivia y con Arequipa Perú, sin que nadie intervenga hasta ahora.

“Ya lo he indicado en otras oportunidades; un pasajero de Arica que desea viajar a la ciudad de Antofagasta por tratamiento médico debe realizar un vuelo con conexión en Santiago y ello implica volar más de 2750 kilómetros hasta llegar a su destino, con el costo económico, emocional y de tiempo que ello involucra”, precisó el senador José Miguel Durana, advirtiendo que la región no puede seguir siendo el patio trasero del país.

Señaló además que la cercanía de la ciudad peruana de Tacna, que cuenta con un aeropuerto internacional a 32 kilómetros del terminal aéreo Chacalluta y que vía Lima y Arequipa ofrece una verdadera conexión a todo el mundo, conduce a pensar que falta una política de Estado que, seriamente, aborde las proyecciones de desarrollo de Arica y Parinacota de forma oportuna.