Concejo municipal conoció trabajo para la conservación del picaflor de Arica

  • Proyecto que lleva adelante el Ministerio del Medio Ambiente es implementado a través de la FAO y financiado con recursos del Fondo Mundial del Medio Ambiente.

De acuerdo al último monitoreo realizado en 2017 por AvesChile (Unión de Ornitólogos de Chile), en la Región de Arica y Parinacota existe una población estimada del picaflor de Arica (Eulidia yarrellii) de sólo 316 individuos; “por lo que de no hacer nada al respecto en los próximos años esta especie típica de nuestra zona lamentablemente se extinguirá”.

Con esta categórica declaración la coordinadora regional del Proyecto para la Conservación de Especies Amenazadas, Paula Arevalo, inició su presentación ante un sorprendido Concejo Municipal de Arica encabezado por el alcalde, Gerardo Espindola.

Arevalo dijo que producto de la pérdida y degradación de su hábitat por prácticas agrícolas poco amigables con el medio ambiente, entre otras amenazas, el picaflor de Arica emigró de nuestra ciudad a los valles de Chaca y Camarones. “Por lo que en estos momentos el ave que ustedes ven en la ciudad puede ser el picaflor de Cora o el del Norte, pero el de Arica ya no está más”, sentenció.

En este sentido, la coordinadora explicó que el proyecto busca precisamente lograr la conservación de la población del picaflor de Arica “a través de tres línea de trabajo donde queremos sensibilizar y entregar nuevos conocimientos a la comunidad, generar buenas prácticas en el sector agrícola e incorporar el criterio de conservación en la generación de políticas públicas y marcos regulatorios”.

Respaldo

Por su parte el concejal Paul Carvajal, manifestó su respaldo al proyecto y dijo que “me preocupa de sobre manera la vorágine que se está produciendo en nuestros valles y por consecuencia nuestra especie picaflor de Arica se encuentra en peligro de extinción. Yo creo que es un buen momento para establecer nuevos compromisos con la gente y creo que esta presentación ante el concejo tiene esa importancia”

El proyecto para la Conservación de Especies Amenazadas es una iniciativa del Ministerio del Medio Ambiente implementada a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO); que cuenta con el financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés), más la gestión de instituciones públicas y privadas que actúan como socios del proyecto.

La iniciativa se ejecuta en las regiones de Arica y Parinacota y el Biobío donde se busca la estabilización de los hábitat y conservación de las especies picaflor de Arica en nuestra región y el huemul, zorro de Darwin y queule en el Biobío.