Destruyen en Arica explosivos que obedecen a comisos y entregas voluntarias

El senador por la región de Arica y Parinacota, José Miguel Durana, participó esta mañana, de la destrucción de un total de 6.781.616 elementos explosivos en Pampa Chaca junto al Subsecretario para la Fuerzas Armadas, Juan Francisco Galli y el director de la Dirección General de Movilización Nacional, General de Brigada Jorge Morales Fernández, además del diputado, Nino Baltolu y autoridades gubernamentales de la región.

Dentro de los elementos destruidos se encontraban fuegos artificiales, accesorios de fuegos artificiales y diferentes tipos de munición de armamento menor, correspondientes a entregas voluntarias por parte de la ciudadanía, y comisos dispuestos por los tribunales de justicia, equivalentes a 550 kilos de munición de armamento menor de diferentes calibres y a 6.757 Kilos de Fuegos Artificiales de fabricación china, con sus correspondientes accesorios.

“Chile cumple con la legislación vigente que dice relación con el control de armas asegurando la paz, tranquilidad, seguridad y orden para los habitantes del país y en especial a los que habitamos en la puerta de entrada a Chile, tal como lo hacemos con los tratados internacionales cuando se destruyen las minas antipersonales en esta zona para dar señales transfronterizas”, precisó el parlamentario de la Cámara Alta de la UDI.

En este mismo sentido, el senador gremialista destacó que en 2015 se destruyeron 2.377.911 elementos explosivos en sus distintas categorías entre entregas voluntarias y comisos; en 2017, 305.131 y este año, se alzó a la cantidad a 6.781.616, totalizando entre 2011 y 2018 un total de 10.563.867 explosivos destruidos.

Todos estos elementos fueron custodiados para su destrucción en el Regimiento Logístico del Ejército N°2 “Arsenales de Guerra” (Cuartel N°2 “BATUCO”), y bajo extremas medidas de seguridad fueron trasladados por tierra a la ciudad de Arica, enmarcándose esta actividad en la planificación anual de destrucción de municiones y artificios pirotécnicos de la Comisión de Material de Guerra de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile.

De esta forma, se da cumplimiento a lo dispuesto por la Ley 17.798 sobre Control de Armas y Explosivos y su Reglamento Complementario, siendo la Fábrica y Maestranza del Ejército de Chile (FAMAE) la que tuvo a su cargo el proceso de preparación y detonación en el que participaron autoridades e invitados de medios de comunicación.