El patrimonio histórico del Pintatani protagoniza la Fiesta de la Vendimia 2018

El mejor Pintatani de la región y el más famoso de Chile estará presente en la Fiesta de la Vendimia 2018. Se trata del “Vino Pintatani” que produce el agricultor y emprendedor vitivinícola Rodrigo Soza Flores, con más de 200 años de historia en sus parras y medio siglo de esfuerzo familiar dedicado al pisa-pisa en la Región de Arica y Parinacota.

El afamado elixir codpeño será una de las estrellas de la tradicional fiesta campesina que se realizará este 19, 20 y 21 de mayo, en la localidad de Codpa, comuna de Camarones.

Recientemente, el “Vino Pintatani” representó a la región en la última CATAD’OR WINE AWARDS 2017 y ha resultado ganador de la fiesta codpeña durante los últimos dos años consecutivos.

En la Vendimia 2018 también estarán presentes con su producción vitivinícola las productoras Petronila Flores, Cecilia Aguirre y Esmeralda Barreda, y el productor Patricio Apata.

 

SOPORTE TECNICO Y PATRIMONIO

“Para nosotros es un orgullo tener este patrimonio vivo, como son los productores de vino Pintatani y esperamos que esta fiesta les sirva de ventana al resto del país y al mundo”, resaltó Iván Romero Menacho, alcalde de Camarones.

Por su parte, José Luis Rivas Deville, director regional (s) de INDAP, destacó el trabajo realizado en la comuna por el Programa de Desarrollo Local, Prodesal, “a través del cual estos agricultores han recibido capacitación para incrementar su producción y asesoría técnica constante para mejorar y cuidar sus cultivos”.

A este soporte técnico se suma el apoyo entregado por Fundación Altiplano, con su Escuela del Vino, en la que participan 4 de los 5 productores que formarán parte de la Vendimia2018.

“Este proyecto ha sido bien especial, porque el vino de Codpa es un común denominador para la gente del Valle. Lo que hemos hecho como Escuela ha sido cohesionar a un grupo de vecinos, de viñateros, y recuperar la vieja usanza de hacer vino, de la misma forma que heredaron de sus padres y de abuelos y que se había perdido durante un tiempo. Estamos recuperando el valor patrimonial de los viñateros del Valle, donde los productores están haciendo un súper buen trabajo”, destacó Álvaro Merino, responsable de la Escuela del Vino de Fundación Altiplano.

 

TRADICIONES VINERAS

El “Vino Pintatani” de la Quinta Santa Elena es un elixir de características dulces que reposa en barriles de roble, elaborado a partir de la uva cepa país que se cultiva en la propiedad de la familia Soza, ubicada en la parte alta del pueblo de Codpa.

“Estas viñas comenzaron en tiempos antiguos, hace más de 200 años, aunque en mi familia las tenemos hace unos 70 años. Es una empresa familiar, iniciada por mi abuela y ahora yo la mantengo”, relató Rodrigo Soza.

Entre las características más destacadas del cultivo está el uso de la prácticas ancestrales o tradicionales de manejo, donde los principales recursos utilizados son el agua y el sol. “A las parras no se les hace ningún abono especial, sólo el riego y el azufre, por el tema de los hongos (…) después dejamos madurar bien la uva y la asoleamos para concentrar el azúcar”, explicó.

La familia Soza produce entre 500 y 800 litros de vino Pintatani cepa país al año, a través del tradicional método del pisa pisa, que se realiza con los pies descalzos en lagares de piedra, para luego añejar el líquido en antiquísimos barriles de roble.

A esta tradición, se suma también un museo histórico, que funciona actualmente en la misma casa quinta donde vivió la abuela de la familia y que fue construida por monjes jesuitas en 1700.