Elaboran Protocolo que permita denunciar abusos y maltratos contra los estudiantes

Con la total convicción que la medida más efectiva para proteger a los más de 18 mil alumnos de la educación municipalizada es la denuncia oportuna, se realizó la tercera sesión de la Mesa por la Protección y Buen Trato Infanto-Juvenil con la participación de la PDI, Carabineros, Ministerio Público, Consejo de Directores y además las Unidades DAEM  Programa de Integración Escolar y Habilidades para la Vida.

El acuerdo más importante de la reunión fue aunar criterios para la elaboración del Protocolo de Denuncia DAEM ante casos de maltrato y abuso infanto-juvenil, de tal manera de empoderar a las comunidades educativas sobre los derechos fundamentales de los alumnos y alumnas que pertenecen a establecimientos municipales, el que debiera entrar en plena vigencia en marzo del 2018.

Para la próxima sesión, el 28 de octubre a las 15.30 horas en la sala de conferencias del DAEM, en calle 7 de Junio, se entregará el Protocolo de Denuncias, para ser analizado y complementado por las instituciones externas y en la oportunidad también se presentará un cronograma con futuras capacitaciones y charlas relacionadas con el abuso y maltrato que pudieran afectar a los alumnos y alumnas.

En resumen, los establecimientos educacionales deben ser garantes de seguridad y protección de cada estudiante. El deber de cada funcionario de la educación municipal es denunciar oportunamente cualquier situación de abuso y maltrato, y el protocolo debe ser socializado en cada colegio para que la denuncia sea efectiva.

Sobre el tema, el coordinador técnico del Programa de Integración Escolar del DAEM, el psicólogo Felipe Monardes Molina, explicó: “En la tercera sesión de la Mesa Buen Trato Infanto Juvenil, se acordó la confección del Protocolo de Acción el que será analizado en la cuarta sesión. De aquí a fin de año vamos a tener este Protocolo establecido para aplicarlo en las escuelas y colegios municipalizados, y deberá ser socializado en los establecimientos educacionales y entre los padres y apoderados, la idea es proteger a nuestros alumnos y alumnas a través de la denuncia oportuna y efectiva”.

La subprefecto de Investigaciones, Andrea Villalba Pedreros, jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales, puntualizó: “Esta iniciativa es muy positiva porque se realiza un trabajo en red entre las policías para combatir los delitos contra menores, tanto sexuales como vulneración de los derechos de los alumnos y alumnas. Permitirá que los estudiantes estén más protegidos y apoyados, porque además tenemos la presencia de la Fiscalía en esta Mesa de Trabajo. Tener el apoyo de la Municipalidad a través del DAEM es muy valioso y es lo mejor que se pudo haber planificado”.

Reiteró que el fundamento de la protección a los niños y niñas,  es la denuncia oportuna para combatir los ilícitos.

Similares conceptos sostuvo la suboficial de Carabineros, Wendy Pérez Duarte, encargada de la Oficina de Violencia Intrafamiliar de la Cuarta Comisaría: “Se está confeccionando un Protocolo de acuerdo a los delitos contra niños, adolescentes y jóvenes. En los establecimientos educacionales no se sabe cómo enfrentar estos hechos, cómo denunciar ilícitos como abusos sexuales, las medidas de protección que se deben tomar, el tema de los delitos de drogas, violaciones, entre otros. La idea es que se maneje un Protocolo de acción que se pueda ejercer en cada caso, y esto en el marco de la Ley, es decir, saber cómo se hace una denuncia y los pasos a seguir para proteger a nuestros niños y niñas”.

Sin duda la confección de un manual o Protocolo de denuncia para ser aplicado en los establecimientos educacionales ante ilícitos contra menores, es un paso gigantesco y muy necesario en la protección de los miles de niños y niñas de la educación pública ariqueña.