En marzo se oficializará custodia del escudo de armas de la ciudad

Con la firma de un acta el documento patrimonial más antiguo de Arica será entregado al Gobierno Regional, entidad que dejaría su custodia, en forma oficial, al obispado de Arica.

Arica y Parinacota poseen un documento histórico que no tiene ninguna ciudad de Chile, cuál es el escudo o emblema de armas de la ciudad que data  del año 1657.

El indudable valor histórico  del documento, rescatado a mediados del siglo XX, lo transforma en un pilar de nuestra identidad cultural local y del ariqueñismo, proyectándolo con un enorme valor histórico, patrimonial y turístico que supera las fronteras regionales.

Por tal motivo, la  intendenta Gladys Acuña, el obispo de Arica, Moisés Atisha y Hermann Mondaca Raiteri, se reunieron en el Gobierno Regional para afinar detalles de la ceremonia que se realizará en el mes de marzo donde el Gobierno Regional de Arica y Parinacota recibirá en forma oficial  la donación del documento patrimonial del escudo de armas de la ciudad  de San Marcos de Arica, del año 1657. Asumiendo el documento como propiedad patrimonial de la Región de Arica y Parinacota.

La intendenta Acuña, comentó que hoy gracias al obispado y el Consejo Nacional de Restauración y Conservación de la DIBAM, se ha recuperado uno de los más valiosos documentos de nuestro patrimonio histórico de Arica.

En tanto, el obispo Moisés Atisha, dijo que “tenemos hace un tiempo tenemos la protección del acta de fundación de la ciudad de San Marcos de Arica, pero hoy queremos formalizar la entrega y custodia por parte de la iglesia de este importante documento que nos habla de historia, señalando la intención del fundador de poner a la ciudad bajo el amparo del Patrono San Marcos”.

La historia de la historia

Por su parte, Hermann Mondaca Raiteri, contó que actualmente no existe registro del acta de entrega de la Gobernación de Arica al obispado de Arica, y corresponde oficializar la custodia del documento por los organismos oficiales.

Mondaca Raiteri, afirmó que en 1971, “mi abuelo Alfredo Raiteri Cortéz me entrega este valioso documento que estaba en su casa de los Edificios Colectivo Vicuña Mackenna, diciéndome: “Usted sabe lo que tiene que hacer…Este es el documento más valioso de la Ciudad de Arica”.

En ese mismo año, de manos de Mondaca Raiteri,  el documento fue entregado al gerente de la Junta de Adelanto de Arica, Santiago Arata Gandolfo, extraviándose al extinguirse es repartición pública.

Posteriormente en 1992  fue encontrado por un grupo de jóvenes en una de las  dependencias de la Gobernación Provincial de Arica.

Finalmente, el año 2004, Cristián Figueroa, gobernador de Arica, entrega al Obispo de Arica, Monseñor Héctor Vargas, el documento citado. El que espera ser  entrega en forma  oficial a las autoridades en el mes de marzo.