Fiscalizadores de la Dirección del Trabajo mejoran conocimientos para revisar seguridad en Astilleros.

  • Manual sobre Seguridad y Salud  será utilizado en controles Inspectivos.

Un nuevo paso en su objetivo de mejorar sus fiscalizaciones dio la Dirección del Trabajo (DT) con la edición de una Guía básica de fiscalización de seguridad y salud en los astilleros.

Se trata de un manual de 62 páginas, editado en 1.500 ejemplares que serán distribuidos en todas las inspecciones en cuyas jurisdicciones funcionan estos establecimientos de construcción y reparación de embarcaciones marítimas o artefactos navales.

En Chile hay 63 astilleros operativos que aglutinan a casi 1.700 trabajadores contratados, preferentemente, bajo el régimen plazo fijo o por faena. Los hay de todo tipo, desde los capaces de reparar naves de gran tamaño hasta los más pequeños que ocupan no más de tres trabajadores.

La Guía Técnica fue elaborada a partir de un estudio en empresas del sector realizado en el año 2015 y una posterior fiscalización efectuada en el año 2016 en las regiones de Arica y Parinacota,  Valparaíso, Biobío, Los Ríos, Los Lagos y Magallanes.

En el Manual se describen 26 aspectos que deben ser conocidos en profundidad por los fiscalizadores de la DT para garantizar controles efectivos y correctivos. Asimismo, se enumeran 65 posibles infracciones que deben sancionadas. A modo de ilustración, la fiscalización programada del año 2016 culminó con multas por 65 millones de pesos y hasta suspensiones de labores en los casos en que la salud y vida de los trabajadores estaba en riesgo.

En este contexto, Alejandro Diaz Labarca, Director Regional del Trabajo (S) expresó: “la incorporación de este manual a las labores inspectivas, será un gran apoyo para los fiscalizadores de terreno de esta región, ya que no sólo permitirá aunar los criterios a la hora de realizar fiscalizaciones a astilleros, tanto a la empresa principal como contratistas que prestan servicios al interior de sus recintos, sino que también ayuda a mantener un equipo de fiscalizadores bien preparados para enfrentar inspecciones más complejas y técnicas donde la seguridad y salud de los trabajadores se encuentran en riesgo.