La Desideria revive en Arica con obra de teatro de “RadioTanda”

Para revivir la década dorada de los años cincuenta, llega todo el humor de “La Desideria” con “RadioTanda”, encarnada por la actriz Ximena Rivas, quien se presenta con “alfombra roja” y “a tablero vuelto” en el Teatro Municipal Pedro Ariel Olea.

El evento es organizado por la Municipalidad de Arica, a través de la Oficina de Eventos, acercando el homenaje realizado por el Centro Cultural Gabriela Mistral GAM, en el centenario del natalicio de Ana González (La Desideria), creando esta magnífica obra, que relata historias a través del humor blanco, la picardía y la ternura, recuerdo de un Chile histórico.

La obra se presenta el próximo viernes 23 y sábado 24 de marzo, desde las 21.00 horas, la entrada es gratuita y pueden ser retiradas en las boleterías del Teatro Municipal, durante la semana de 9:30 a 13 horas, y de 15 a 17:30 horas.

“La obra RadioTanda es un homenaje a nuestra queridísima Ana González, “La Desideria”, a quien interpreto con mucha pasión, admiración y placer, por favor vayan, es una obra musical, donde sentirán muchas emociones, haremos un recorrido por todo nuestro Premio Nacional de Arte, Ana González, desde sus inicios hasta su término en la obra de teatro Las Viejas”, señaló Ximena González, directora y actriz de RadioTanda.

La obra arriba luego de cumplido el natalicio de Ana González, emulando la atmosfera de las transmisiones en vivo, con un acompañamiento musical y actoral, quienes presentan el ambiente radial en el Teatro Municipal, encarnando a diferentes personajes, con sus voces, gesticulación, utilería y rutinas coreográficas.

La obra tiene una duración de sesenta minutos y es producida por el Centro Gabriela Mistral, con la dirección artística de Ximena Rivas, y la actuación de Ángelo Solari, Braulio Martínez y Daniel Salas, el Casting fue realizado por Mariana Muñoz, en la dirección musical, Ema Pinto y el vestuario a cargo de Carla Casalli.

La Desideria

La Desideria de Ana González, debuta como personaje en el año 1940, logrando cautivar a todos, siendo desde sus inicios, una caracterización transgresora, sacando risas en una sociedad clasista, interpretando a una mujer humilde y empleada de casa particular, dignificando a las mujeres que ejercían el oficio durante la época.