MOP habilita paraderos escolares en 4 rutas de la región

Director nacional de Vialidad, Walter Brüning entregó una de estas infraestructuras a los vecinos del sector Las Gaviotas en el valle de Lluta, a metros de la Escuela G-8

Un total de 15 paraderos habilitó este último semestre el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través de la Dirección de Vialidad, en zonas de escuelas de los valles de Lluta y Azapa, con el fin de dar más seguridad al desplazamiento de estudiantes y habitantes de esos asentamientos humanos.

Simbólicamente el director nacional de Vialidad, Walter Brüning, junto al secretario  regional ministerial de Obras Públicas, Jorge Cáceres, y el presidente de la Unión Comunal Rural de Juntas de Vecinos del Valle de Lluta, Juan Sánchez, hicieron entrega de dos de estas obras a la Cooperativa Las Gaviotas, ubicada en el kilómetro 17 de la Ruta Internacional 11 Ch, a pocos metros de la Escuela G-8 Carlos Condell, en el valle de Lluta.

Las islas de detención fueron solicitadas por las comunidades de Lluta y Azapa, debido a que por los sectores donde fueron construidas, transitan escolares y agricultores que utilizan habitualmente la locomoción colectiva para trasladarse. En total, el MOP invirtió 452 millones de pesos en 15 paraderos. Estas estructuras están acompañadas de aceras y vallas peatonales, resaltos, señalética e iluminación fotovoltaica. Los lugares donde fueron levantadas las casetas, incluyen a los sectores Asentamiento El Morro, Escuela G-8 o Cooperativa Las Gaviotas, Liceo Agrícola Francisco Napolitano, en Lluta; y Escuela España y F-25 de Las Maitas, en Azapa.

El director nacional de Vialidad, Walter Brüning, indicó que las obras que construye el MOP “no son todas onerosas. Este trabajo es muy útil. Las soluciones en escuelas y asentamientos humanos, son muy importantes para las comunidades. Con este tipo de trabajos estamos cerrando brechas, es decir, no sólo nos estamos ocupando de la transitabilidad de los vehículos, sino también de la seguridad de los peatones. Lo positivo en el diseño de estos proyectos es que hemos logrado que  el Ministerio de Desarrollo Social modificara su criterio de evaluación, y ahora los concibe como un estándar, por lo que deben estar por obligación en cada proyecto”.

El secretario regional ministerial de Obras Públicas, Jorge Cáceres, señaló que esta iniciativa “es el claro ejemplo de que el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet se conecta perfectamente con la ciudadanía y atiende sus necesidades. Los paraderos en la Ruta 11 Ch eran una necesidad, así como en otros caminos de Azapa. Los caminos están al servicio de las personas y los paraderos constituyen un elemento vital para la entrega de un buen servicio”.

Agregó que esta inversión en paraderos de la Ruta 11 Ch en el valle de Lluta, se suma a la construcción de un puente en Sora, pavimentación de caminos interiores, construcción del nuevo Sistema de Agua Potable Rural, y el Embalse Chironta.

El presidente de la Unión Comunal Rural de Juntas de Vecinos de Lluta, Juan Valdés, valoró que el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet atendiera una necesidad que las comunidades habían planteado por muchos años.             “Los habitantes del valle están felices porque ahora tienen paraderos donde pueden tomar la locomoción en forma segura y protegidos del sol. El valle de Lluta es extenso y está atravesado por una carretera. Algunos habían perdido la fe, pero yo les dije que había que tener confianza en el Gobierno, porque nos han demostrado que cumplen con lo que prometen”, precisó Sánchez.