Padres de niña de 8 años en disputa con Tribunal de Familia por educación en casa

  • Progenitor cuestionó a jefe provincial de Educación por decirle que el método es ilegal. Posteriormente, la seremi de esa cartera reconoció que la opción también está validada en Chile.

Una inédita disputa judicial mantienen los padres de una niña de 8 años con el Tribunal de Familia de Arica, tras ser denunciados por Carabineros de la Tercera Comisaría, al detectar en un procedimiento policial que la menor no asistía formalmente a un colegio, debido a que el matrimonio decidió educar a su hija en la casa, bajo la fórmula conocida como “homeschooling”.

El padre de la pequeña, Mauricio Cabezas Mateluna (40), quien también es sicólogo, denunció por redes sociales el caso, “para hacer un llamado de atención a las autoridades a que se informen y apliquen un juicio justo. El juez de Familia, Juan Robles Vargas resolvió esta semana iniciar un proceso en contra nuestra, por estimar que la decisión de educar a nuestra hija en casa vulnera los derechos de ella. En la audiencia nos preguntó si la niña iba a poder estudiar en la universidad con este tipo de educación, lo que plantea un total desconocimiento de que nuestra elección está validada por el Ministerio de Educación”.

Cabezas relató que el juzgado requirió un informe al Servicio Nacional de Menores (Sename), entidad que desde su perspectiva, “no está capacitada para evaluar una situación de este tipo. No hay profesionales en el área y lo que debió pedirse es un informe sobre la práctica del homeschooling al Ministerio de Educación donde sí está validado el método libre de educación de los niños y la decisión de los padres de optar o no por la educación en colegios”.

El próximo 15 de mayo el Tribunal de Familia revisará el caso de la niña. Mauricio Cabezas dice que “igual nos preocupa enfrentarnos de nuevo a un juez que ignore que, por ley, tenemos derecho a educar a nuestra hija en casa. No creo que el Sename sea el organismo idóneo para pronunciarse y decidir por nosotros. Igual seguiremos reuniéndonos con distintas autoridades para que conozcan de este sistema, ya que en Chile hay unas 15 mil familias que lo utilizan”.

Educación en casa

El sicólogo relata que junto a su señora,  optó por entregar educación en el hogar a su hija Aurora, por no estar de acuerdo con “los métodos autoritarios y antinaturales” que posee la educación formal en colegios.

“Yo fui muy crítico de la educación  formal que recibí en la Escuela D-21 Tucapel, donde viví violencia y, pese a que fui alumno de excelencia, opté por este método, habiéndolo estudiado, porque no quiero apurar el desarrollo cognitivo de mi hija, presionándola a que lea, por ejemplo, si en otros países recién empiezan a aprender a leer de manera más tardía”, sostuvo.

En cuanto a la dinámica de formación educativa que imparte a su hija, el profesional señala que la pequeña realiza juegos, construcciones de objetos con material que recicla,  y ahora está comenzando con un proceso de lectoescritura. Sobre su socialización con otros niños, Cabezas relata que la niña participa en una Academia de Aikido donde comparte con otros niños aprendiendo esta técnica japonesa.

“Nuestra filosofía es que nuestra hija respete sus emociones, sus ganas de jugar, y por eso lo primero que hace en el día es jugar, crea monitos con plasticina y con cartón. Cuando termina de  jugar empieza con la lectura y escritura. Cuando avisa que se cansa, ve una película o un documental educativo. La gracia de enseñar en casa, es que siempre estás educando a tus hijos”, revela el padre.

Cuestionamiento a Mineduc

También el sicólogo cuestionó la opinión que le habría entregado el jefe provincial del Ministerio de Educación, Maycol Salamanca Welsch, nombrado hace sólo unas semanas en el cargo, tras obtener el cupo Renovación Nacional (RN).

Según relató el padre de la niña, “luego que conocimos el fallo del juez de iniciar un proceso en contra nuestra, fui a reunirme con el jefe provincial de Educación. Para mi sorpresa, el señor Salamanca evidenció un total desconocimiento en este tema, pues dijo que la educación en casa era ilegal y que sólo el Mineduc puede tomar exámenes libres a deportistas o niños con alguna enfermedad. Además de advertirme que el Ministerio tenía una facultad discrecional de querer o  no tomar los exámenes”.

Conocida esta denuncia contra el jefe provincial, a través de una declaración que envió a nuestro medio y sin referirse concretamente al cuestionamiento, la secretaria regional ministerial de Educación, Lorena Ventura Vásquez, expresó una posición contraria a la de su subalterno validando el método de “homeschooling”.

Primero reconoce el derecho constitucional de los padres a educar a sus hijos, indicando que “tanto la Constitución como la Ley General de Educación establecen el derecho preferente de los padres a educar a sus hijos y el deber del Estado de otorgar una especial protección al ejercicio de este derecho”.

Luego señala que “el Ministerio de Educación debe velar porque los niños y jóvenes cuenten con su educación de primero básico a cuarto medio. Esto se puede conseguir a través de estudios en establecimientos regulares reconocidos por el Estado; en establecimientos que, por tener características propias y especiales, no cuentan con reconocimiento oficial, o a través de otro tipo de enseñanza. En esos últimos dos casos, los estudios deben ser validados a través de exámenes libres. Por ejemplo, los deportistas destacados, que deben dedicar mucho tiempo a sus entrenamientos, recurren a este tipo de certificación”.

Y agrega que “con el fin de dar cumplimiento al rol del Estado, desde hace algunos años la División de Educación General del Ministerio de Educación envía a todas sus reparticiones a lo largo del país, un manual de orientaciones e instrucciones sobre cómo debe llevarse a cabo el proceso de validación de estudios para los menores de 18 años. Así, se permite que todos los niños, niñas y jóvenes que, por diversos motivos están fuera del sistema escolar formal, puedan certificar estudios en los establecimientos educacionales reconocidos por el Estado, que han sido designados como entidades evaluadoras”.

También detalla el método de validación de estudios a través de exámenes libres, donde indica que “los padres deben inscribir a sus hijos en la respectiva Dirección Provincial de Educación. Los menores de edad son asignados a un establecimiento educacional reconocido por el Estado, donde rinden sus exámenes. Este año los exámenes pueden rendirse entre el 4 de junio y el 30 de noviembre”.

Pero agrega que “la recomendación del Ministerio, en todo caso, siempre será que los niños vayan a la escuela. Ello, porque después de la familia, la escuela es el segundo espacio más importante de socialización y de desarrollo socioemocional en los momentos más importantes de la vida del niño”.