San Miguel de Azapa vive intensamente Carnaval 2018

La fiesta del verano se trasladó a San Miguel de Azapa con el inicio de carnaval 2018 que culmina el  domingo 18 de febrero, cuando las comunidades del valle de Azapa entierren a Ño Carnavalón,  luego de una multicolor procesión por las calles del pueblo, para depositarlo en la ladera con todos los homenajes para su sueño hasta el próximo año.

El sábado y domingo el pueblo de San Miguel se convirtió en una fiesta masiva que atrajo a las familias ariqueñas, quienes disfrutaron de la música de las bandas y tarqueadas, tinkus y morenadas, comidas típicas, picarones, ch’alla y muchísima agua y espuma que se lanzó a diestra y siniestra en las calles y en la cancha de fútbol donde se concentró la festividad veraniega.

El pasante de la tarqueada (uno de los responsables o padrino de la fiesta)  Fernando Corvacho, entregó su versión: “Estoy feliz representando a mi familia, para presidir Ño Carnavalón, esto es genial, entrego toda mi alma bailando. Vamos a continuar el próximo domingo ya en el entierro del viejo, invito a todos los ariqueños a pasarlo bien. Excelente la Municipalidad que apoya estas festividades típicas del valle”.

Rosa González hace seis años que vive en San Miguel y no se ha perdido ningún carnaval: “Todo bonito pero han llegado los ariqueños en masa en sus autos y los han recibido con mucho globo con agua y espuma, la fiesta sigue hasta el amanecer y a prepararse para el próximo fin de semana”.

Blanca Sandoval Saavedra vive hace 42 en San Miguel de Azapa y le encanta carnaval: “Esta fiesta sale de lo común, la gente disfruta, se pasa súper bien, la congestión es parte de la fiesta. Invito a los ariqueños el próximo sábado y domingo porque Ño Carnavalón se viene con todo, y tienen que venir con ropa de batalla”.

Fany Cortés, acompañante del pasante Corvacho, explicó: “Hicimos el recorrido por el pueblo, saludando a los pasantes anteriores, ahora vamos a comer y luego al carnaval. Los invito al próximo domingo a la fiesta donde se entierra en el cerro a Ño Carnavalón, anímense”.

En San Miguel, las y los azapeños entierra sus penas junto a Ño Carnavalón, y espera prosperidad para todo el año.