VENEZUELA: LA FIESTA DEL CHAVISMO III. La obsesión cubana y de cómo Fidel Castro se convirtió en el “maestro y mentor” de Hugo Chávez

Diego Rivera López

Ex diplomático y ex Cónsul General de Chile en Caracas, Venezuela

Entre los años 2000 y 2017, Venezuela destinó 54.969 millones de dólares en petróleo a diferentes países. Casi una tercera parte de este monto fue exclusivamente, para Cuba como pago al trabajo de médicos, deportistas, entre otros servicios que la Isla “vendió” al chavismo.

Sólo en 2003, Cuba recibió 4.000 millones de dólares por el trabajo de 20.000 médicos de la Misión Barrio Adentro, en Venezuela, que incluyó también insumos médicos y fármacos.

A eso hay que sumarle que, en 2010, Venezuela apoyó la ampliación del puerto de Cienfuegos y donó equipos y materiales a la Isla. Chávez pagó además el cable submarino de telecomunicaciones que conecta a Cuba con Venezuela, que costó alrededor de 70 millones de dólares.

Por otro lado, no es raro ver petroleros que zarpan desde puertos venezolanos rumbo a algún terminal cubano. El caso más reciente detectado – en los primeros días de julio 2018 por analistas y observadores independientes- ha sido el del buque “Impros” de bandera liberiana (nave del tipo Panamax, que puede transportar hasta 85.000 toneladas de carga), que partió con 500 mil barriles de crudo desde el muelle de puerto La Cruz hacia Matanzas en Cuba. Esta obsesión de Maduro y Chávez por el régimen de los Castro, va más allá de todo, porque aun a costa del hambre de los venezolanos, el chavismo es la verdadera línea de vida de La Habana. Asimismo, es menester recalcar que los envíos de crudo se hacen permanentemente, aun en medio de las serias dificultades que tiene la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), en el cumplimiento de sus compromisos comerciales y el pago de intereses y capital de los bonos de deuda, los que – extrañamente- han sido comprados casi en su totalidad, por jerarcas del chavismo a través de sus testaferros. Asegurándose así el pago a toda costa.

A pesar que varias veces, los observadores independientes han solicitado a PDVSA detalles al respecto, aún no se ha podido dilucidar si el crudo enviado a Cuba fue producido en Venezuela o fue comprado por PDVSA a terceros y re exportado a la Isla. Según estimaciones entregadas por la agencia Reuters, en lo que va de 2018, PDVSA ya habría comprado cerca de 440 millones de dólares en crudo extranjero, para re exportar a Cuba.

Recordemos que el año 2000, Hugo Chávez y Fidel Castro firmaron un Convenio Integral de Cooperación, donde se estableció el suministro de 53 mil barriles diarios de petróleo a Cuba en condiciones preferenciales, para cubrir el consumo de la Isla, los que se pagarían con un interés al 2% y a 15 años de plazo para pagar la deuda, así como el pago parcial de la “factura petrolera” a través de asesorías en materias deportivas, médicas y agrícolas, las cuales se pagan a sobreprecios fuera de toda lógica. Importante es destacar que, debido a los cuestionamientos jurídicos y económicos recibidos, debido a la pérdida de soberanía que significan los acuerdos firmados con La Habana, la mayoría de los funcionarios encargados de revisar el tema, fueron expulsados de la administración pública y debieron salir del país, escapando de la persecución políticas.

Es así como la enfermedad  ideológica, mental y valórica, y falta de compromiso con los propios venezolanos ha llegado a tal punto, que según exdirectivos del Banco Central de Venezuela, en 17 años (entre 1999 y 2016), el chavismo le habría entregado a Cuba más de 40 mil millones de dólares, es decir, más dinero que los 30 mil millones de dólares que la Unión Soviética le dio a la Isla en 30 años de relaciones. Por lo que, sin duda, podemos concluir que la dependencia económica de Cuba y los hermanos Castro, han sido importantes contribuyentes del hundimiento y colapso de la economía venezolana, y de la salida de entre 3 y 4 millones de venezolanos en busca de mejores horizontes, lejos de la violencia y la miseria.