prensa 03/08/2020

Uso de SMS, contacto directo con familias y reportes automáticos de ausentismo están dentro de las iniciativas del Ministerio ante el fenómeno por el Covid-19.

Actualmente, en Chile existen 186 mil niños, niñas y jóvenes de entre 5 y 21 años que no han completado su educación escolar y no asisten a un establecimiento educacional, cifra que podría aumentar a 267.822, según proyecciones del Ministerio de Educación, producto de la interrupción de clases presenciales y otros factores causados por el Coronavirus.

En Arica y Parinacota, el asunto es igual de preocupante, ya que según la seremi de Educación, Pía Urrutia Iglesias, “si en la región, el año pasado tuvo 2.241 desertores del sistema, según proyecciones de la propia institución, este número podría llegar a 2.889 niños, niñas y jóvenes fuera del sistema escolar a consecuencia de la pandemia de Covid-19 que afecta no solo a la ciudad, sino que al país y a todo el orbe, cifra que podremos evidenciar una vez que los niños regresen a clases presenciales una vez que las condiciones sanitarias lo permitan», confirmó la autoridad, tras una proyección de la misma institución de una caída de 50 putos de asistencia. 

15 PROPUESTAS

Para abordar esta situación, el Mineduc conformó un grupo de trabajo de expertos y académicos, quienes elaboraron un documento con 15 propuestas que tienen como objetivo detectar oportunamente el riesgo de la exclusión escolar, proveer a los establecimientos educacionales herramientas concretas que los ayuden en la retención y medidas para la reinserción de los alumnos que ya se encuentran fuera del sistema.

Principales medidas:

  • Envío masivo de SMS a más de 11.600 apoderados de niños y jóvenes que estuvieron matriculados en 2019 y abandonaron los estudios en 2020. Se les enviará información contando que aún continúa abierto el proceso de matrícula 2020. Los niños, niñas y jóvenes que logren matricularse tras esto, tendrán un seguimiento con el objetivo de asegurar que sean acogidos y tengan un apoyo adecuado en el establecimiento que los recibe. 
  • Extensión del Sistema de Alerta Temprana (SAT) para todo el sistema educativo. Esta herramienta permite que los establecimientos educacionales identifiquen a los estudiantes con mayor riesgo de deserción escolar, en base a indicadores educativos (rendimiento, rezago pedagógico, promedios de asistencia de años anteriores, entre otros) y características socioeconómicas, del entorno y familiares.
  • Creación de una herramienta de gestión del contacto que se está sosteniendo con los estudiantes, para poder identificar a quienes no tienen contacto habitual con el establecimiento y las razones por las que esto ocurre. La idea es que el profesor jefe tenga información de la matrícula de su curso, y desde esta planilla los directores y/o sostenedores puedan conocer si los escolares están en contacto de forma constante o si requieren un mayor apoyo.
  • Generación de reportes periódicos de ausentismo, lo que permitirá a cada establecimiento educacional identificar casos de ausentismo crónico individualizado y tomar medidas de gestión oportunas, junto con talleres de capacitación de buenas prácticas para profesores y equipos directivos, los que se enfocarán en cómo comunicarse con sus estudiantes más críticos.
  • Difundir a través de redes sociales y una página web, buenas prácticas en prevención de la deserción que han sido exitosas en algunos establecimientos. La idea es que quienes se interesen en conocer más de estas iniciativas puedan tomar contacto directo con cada colegio.
  • Generar más espacios de reencuentro educativo para el año 2021 para que niños y jóvenes que se encuentran fuera del sistema retomen sus trayectorias educativas.
Total Page Visits: 154 - Today Page Visits: 2