Bienes Nacionales lanza campaña “Que no te falte playa”: Se anuncian sanciones de $5 millones de pesos a los que nieguen el acceso

El ministro de Bienes Nacionales Felipe Ward lanzó en Viña del Mar la campaña “Que no te falte playa”, programa que invita a la gente a exigir su derecho de acceder de manera gratuita a la playa.

“Tanto el acceso como el uso están garantizados y permitidos para todos los chilenos. Lamentablemente, hay casos en los que algunas personas que tienen propiedades colindantes a estas playas, no permiten el libre acceso que está garantizado por ley. Por eso estamos levantando esta campaña “Que no te falte playa” justamente para garantizar este derecho de acceso libre”.

“Le pedimos a la ciudadanía que colabore con esta campaña haciendo las denuncias cuando se verifique que en la práctica hay una playa que no tiene acceso público, ya que son Bienes Nacionales de uso público. Queremos disminuir a cero las playas que hoy están restringidas”, señaló el ministro Felipe Ward.

En Arica la Seremi Karla Villagra junto al Capitán de Puerto (S) Carlos Opitz, invitaron a los bañistas que se encontraban en la playa El Laucho a conocer sobre su derecho al libre tránsito en las playas de mar, río o lagos.

“En el caso que surja algún tipo de restricción para ingresar a una playa, estos casos se deben denunciar ante el Ministerio de Bienes Nacionales para que se realicen las fiscalizaciones correspondientes”, señaló Karla Villagra.

Una vez que el ministerio tome conocimiento de la negación de alguna playa a continuación intervendrá para encontrar una solución. Cualquier persona natural, organización social o gremial puede reclamar el libre acceso a una playa y hacer uso de ella.

En lo que va del año el ministerio ha recibido 314 denuncias de prohibición de acceso a playas,concentradas en la región de O’Higgins, Biobío, La Araucanía, Coquimbo y Valparaíso. En tanto en la ciudad de Arica no hay registro de denuncias.

En tanto el ministro Ward, también anunció el próximo ingreso de un Proyecto de Ley que establece sanciones de hasta 100 UTM (aproximadamente $5 millones) a quien obstaculice el libre acceso a playas fijado por la autoridad.

Frente a una negación o bloqueo de acceso se debe presentar la documentación por escrito: identificación del denunciante, identificación de los terrenos colindantes con la playa a la que se quiere acceder, identificar a los propietarios, arrendatarios o tenedores de esos terrenos; proponer una faja de tierra como vía de acceso.