prensa 29/07/2020
  • Las personas que estimen retirar su fondo tienen alternativas. Una de ellas es continuar contribuyendo a su pensión, pero fuera del sistema de AFP, opción recomendada y que también tiene otras ventajas.

Con los votos de la Cámara de Diputados y del Senado, se aprobó y despachó el proyecto de Ley que permite el retiro excepcional del 10% de los fondos de la AFP. Pese a que se manejaban varios escenarios –como por ejemplo, que se recurriría al Tribunal Constitucional o que el Gobierno vetaría esta norma– el Presidente Sebastián Piñera decidió promulgarla.

Es así como muchos ya tienen claro lo que harán con el dinero. Según la última encuesta Cadem, sobre el 60% lo usará en la compra de alimentos, de insumos básicos y/o en el pago de deudas. Sin embargo, otra opción es contemplar estos recursos para ahorrar.

En efecto, el mismo sondeo revela que uno de cada cuatro de los consultados retirará el 10% de sus fondos previsionales porque desconfía de las AFP. De esta manera, si es de los que considera seguir contribuyendo para su pensión –pero quiere hacerlo fuera de este sistema– una opción a considerar es el Ahorro Previsional Voluntario (APV).

APV: Beneficios tributarios y otras ventajas

El APV permite invertir y seguir ahorrando para la jubilación recurriendo a diferentes instrumentos financieros. Es decir, aparte de la AFP, se puede también invertir en una  administradora de fondos mutuos de un banco o no bancaria, en una compañía de seguros o en una corredora de bolsa.

En este sentido, el APV tiene dos principales beneficios, que implican una retribución del Estado:

  1. En régimen A: el Estado bonifica anualmente un 15% de la inversión realizada (con un tope de 6 UTM).
  2. En régimen B: el beneficio es pagar menos impuesto a la renta. El tope del beneficio tributario son 600 UF y está pensado para personas con ingresos más altos.

Así, un aspecto clave que se debe considerar al tomar la decisión de invertir en APV, es el cobro (o comisión) que la administradora escogida hace al hacerse cargo de su ahorro. “No tiene mucho sentido elegir un APV con comisiones más altas que 1% al año, porque entonces el beneficio se esfumaría”, indica Stella Melaragno, Portafolio Manager de Fintual.

Retirar cuando se quiera

Cabe destacar que la ley aprobada por el Congreso es simbólica en muchas formas, y una de ellas es que abre una puerta que hasta ahora siempre estuvo cerrada: el retiro del dinero de las cuentas individuales de las AFP.

En este sentido, la alternativa del ahorro voluntario –o APV– no tiene esta restricción. “El APV está pensado para la jubilación y no debes retirarlo antes de eso, pero si tuvieras una emergencia, podrías hacerlo sin tener que esperar que el Congreso y el presidente promulguen una ley”, indica Melaragno. Eso sí, en el momento en que se decida hacer el retiro, se descontará el antes mencionado beneficio tributario entregado por el Estado.

Total Page Visits: 79 - Today Page Visits: 2