Arica Internacional Nacional Opinion

Insulza: “Si la gente llega a la frontera es porque la mandaron a llamar, les dijeron aquí vamos a solidarizar pero ahora deben pasar por muchos requisitos”

El senador por Arica y Parinacota, José Miguel Insulza, señaló que terminar con la visa de responsabilidad democrática es una solución fácil para un problema mayúsculo que nos creamos nosotros mismos.

A juicio del senador, el Gobierno de Chile debería reunirse con los otros Gobiernos sudamericanos y tratar juntos una solución ante más de 5 millones de venezolanos repartidos en el continente.

Para el senador José Miguel Insulza es indispensable distinguir entre lo inmediato y lo que debe hacerse a largo plazo para resolver este problema. En este sentido, dijo, “no se pueden aplicar políticas comunes que rigen todos los procesos de inmigración, a una situación especial que fue creada por el Gobierno de Chile, en un discurso del Presidente de la República en el cual estaba yo presente en el Palacio de la Moneda, cuando él creó la VRD para venezolanos”.

Este tema, aseveró, tiene una comparación “el señor Mijail Bonito, abogado cubano que hoy dirige los temas de migración del Ministerio del Interior, debe conocer una política que siguió Estados Unidos, llamada de pies secos y pies mojados”. Ésta, continuó el senador. “consistía en que el cubano que llegaba por sus propios medios a Estados Unidos, tenía inmediatamente residencia; lo cual provocó que en una cantidad considerable de barcos y botes cruzaran el estrecho para tratar de llegar a Miami, muchos murieron en el intento incluso”.

“Esto mismo hizo el Gobierno cuando inventó la visa de responsabilidad democrática, si la gente llega a la frontera con Chile es porque la mandaron llamar, les dijeron aquí vamos a solidarizar contigo y aquí vas a tener una nueva vida, pero ahora deben pasar por muchos requisitos”, subrayó el legislador añadiendo que “el senador Durana dice hay que terminar con las visas; a lo que yo me pregunto ¿Quién responde por esto?” enfatizó el parlamentario.

Bajo esta mirada, el senador Insulza recalca la posición que sin documentos es muy difícil dar una estadía permanente en Chile, “no digo que sea solución permanente, pero admitámoslos temporalmente, mientras son capaces de buscar alguna forma de presentar esta documentación, démosle alguna forma de sobrevivir, si hay gente con niños en la frontera”.

Crisis del sistema migratorio chileno

El tema de fondo para el senador José Miguel Insulza es el verdadero caos del sistema migratorio, y la ineficacia para poder crear un servicio público acorde con la actualidad. “Cuando era ministro del Interior había gente que reclamaba por la demora en los trámites cuando teníamos menos del 1% de la población del país inmigrante, hoy estamos en 6,6%, imagínense el caos en la dirección de extranjería”.

Ante estos nuevos acontecimientos, para el legislador socialista “Es necesaria una nueva ley de Migraciones, que siga de cerca aquello que diplomáticos chilenos redactaron y el Presidente de la República se negó a firmar en una declaración sobre migración ordenada, segura y justa; una ley bien hecha con respeto, diciéndole a la gente qué documentos debe tener para venir a Chile, al mismo tiempo de generar una política urgente para todos aquellos venezolanos que están parados en la frontera de Chile”.

Por último, el senador declaró haber solicitado una reunión con el ministro del Interior y con el asesor Bonito. “Yo quiero ayudar y estoy disponible, pero hagamos algo, no podemos dejar a estas personas afuera y luego rasgar vestiduras por lo que está pasando, por ejemplo, con mujeres y niños en la frontera norteamericana”.