Arica

Nuevo Liceo A-1 demorará su entrega para reforzar y garantizar medidas de seguridad

Tras una visita inspectiva a las obras de ampliación y remodelación del Liceo A-1 Octavio Palma Pérez, encabezada por la intendenta María Loreto Letelier, el Gobierno anunció que la entrega final de esta obra se realizará un semestre después de lo proyectado originalmente, con el fin de reforzar las medidas de seguridad en la construcción.

En su recorrido, la máxima autoridad regional estuvo acompañada por los seremis del MOP, Guillermo Beretta y Educación, Lorena Ventura, quienes conocieron los avances de las obras, que beneficiarán a más de 1.600 estudiantes (837 mujeres y 778 hombres).

Las autoridades corroboraron que las faenas tienen un 15% de avance y que su entrega final se cambiará de marzo al segundo semestre de 2019, por cuanto se han encontrado situaciones de edificación que deben ser subsanadas, principalmente para reforzar la seguridad de su comunidad estudiantil.

Además, se acordó instalar una mesa de coordinación intersectorial permanente, para atender el desarrollo adecuado y oportuno del proyecto.

La intendenta María Loreto Letelier aseguró que “creemos que era una necesidad que este establecimiento se remodelara completo. Había una gran preocupación de los alumnos, padres, apoderados y funcionarios, por un Liceo que además tiene una buena matrícula, con buenos resultados académicos, pero que estaban trabajando en condiciones que no eran las mejores para los estudiantes”.

Indicó también que el “Presidente nos ha pedido que trabajemos, apuremos las obras en desarrollo y respondamos a la comunidad”.

Guillermo Beretta manifestó que se realizan mejoras estructurales a algunos pabellones y que el Ministerio de Obras Públicas hará “todos los esfuerzos para acortar los plazos de estas modificaciones”.  La autoridad destacó que en la construcción hay 160 personas trabajando, 80 por ciento de las cuales es mano de obra local.

Entre las características de las obras, destacan la demolición de un pabellón del ala sur, el que se construirá completamente y contará con modernos laboratorios y una nueva biblioteca. Además, se remodelará el antiguo gimnasio y se normalizarán los actuales pabellones de clases, por lo que disminuirá a 35 el número de alumnos por aula, cumpliendo con las normas actuales.

En tanto, la seremi de Educación, Lorena Ventura, dijo que “nos hemos reunido con los estudiantes del Liceo A-1, quienes están preocupados por su colegio y quieren que las obras se terminen a tiempo. Para eso estamos trabajando”.

La remodelación del emblemático liceo, construido en el periodo de la Junta de Adelanto, se originó a través de un Convenio de Cooperación, suscrito entre las Seremi de Educación y de Obras Públicas, durante el 2013, en el marco del fortalecimiento de la infraestructura educacional regional.

Los trabajos que contemplan demoliciones, ampliaciones, remodelación y obras complementarias, se iniciaron el 13 de octubre del 2017.