Internacional Opinion

O se deciden y se toman el palacio de Miraflores, o van todos presos…

Diego Rivera López, ex Cónsul General de Chile en Caracas, Venezuela

9 de abril de 2019

Así es, porque ante las amenazas de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, de apresar a Juan Guaidó, no les va a quedar otra alternativa a los venezolanos que armarse de valor y tomarse el palacio presidencial de Miraflores o resignarse a ir presos, donde los van a torturar, humillar o los pueden tirar de un 10° piso – y decir que se suicidaron- como le hicieron al pobre Concejal opositor Fernando Albán.

Ilusamente, la Unión Europea (UE) y otros paladines de la democracia, siguen amenazando y emitiendo declaraciones de buenas crianza, advirtiendo sanciones a Maduro y a sus secuaces, por si le sucede algo al Presidente Encargado Guaidó. Sinceramente me pregunto ¿ustedes creen que a Maduro y a los delincuentes de su dictadura, les importa en algo el ultimátum de la UE? ¿O les importa lo que diga el Grupo de Lima? A ellos nada les importa, sólo les interesa seguir robando y traficando drogas, oro, plata y minerales radioactivos.

A pesar que se dice que el “ultimátum”, representa la demanda final de una serie de peticiones, a los chavistas no les importa nada. Ellos son de teflón, todo les resbala, todo les pasa por arriba, ni siquiera las sanciones comerciales o restricciones de viajes o embargos de fondos y propiedades, les afectan.

Lamentablemente, como lo hemos dichos antes, la diplomacia y la democracia tradicional, han sido superadas por el proceso de usurpación y destrucción en Venezuela, que Hugo Chávez y sus herederos han llevado a cabo. Pero eso es lo que, justamente, no han querido entender muchos políticos e internacionalistas. Quizá sólo los colombianos pueden tener mayor cercanía con esta reflexión, pero sería políticamente incorrecto decirlo en voz alta, y menos aún divulgarlo en foros internacionales. Pero va a llegar un momento, en que alguien va a tener que levantar la voz y hablar sin miedo en contra de estos delincuentes que ocupan el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas.

¿Ustedes creen que al chavismo le importa algo que los venezolanos no tengan que comer y se mueran de hambre, no tengan medicinas y se mueran en la inopia? ¿Ustedes creen que a Maduro le importa que la policía y los uniformados sean tan bandidos como los delincuentes y narcotraficantes, y que impunemente, sin castigo, trafiquen y maten gente a sangre fría en la calle? Nada les importa, porque son unos inconscientes, son unos psicópatas, sádicos que les gusta hacer sufrir a la gente. Y es así como tienen sometida a la población, “por humillación”. Por lo tanto, ¿ustedes creen que si no les importa ni siquiera su propia gente, les puede llegar a importar lo que opinen en la UE, o en otros lugares? Obviamente que no, no seamos ilusos.

Para muestra, un botón: Todos sabemos que Venezuela se encuentra sumida en una crisis humanitaria y económica de características. Por lo tanto, lo lógico es que Maduro haga lo mejor por mejorar la situación del país, pero, lamentablemente, no es así porque, desde que asumió Hugo Chávez en 1999, venezuela le ha regalado a la dictadura cubana cerca de 40 mil millones de dólares en petróleo. El cual es revendido por los hermanitos Castro a los países centroamericanos y caribeños a través de empresas fantasmas, como ALBANISA, en Nicaragua (propiedad de los emperadores nicaragüenses Daniel Ortega y Rosario Murillo), con la consiguiente “comisión” para el bolsillo revolucionario.

Asimismo, aun a sabiendas del hambre y la muerte que están provocando, los chavistas insisten en seguir regalando a la dictadura cubana – además del petróleo- cerca de 1.200 millones de dólares anuales. Lo cual representa cerca del 20% de la economía cubana (www.el-nacional.com). Por ello, no es ningún disparate señalar que la tiranía cubana, se sostiene en gran parte por los recursos robados a los venezolanos. Por ello, más vale que se apresuren los antichavistas o si no, además de matarlos de hambre y miseria, los cubanos los van a esquilmar hasta dejarlos sin nada, y al parecer, ya no les faltaría mucho.

Por lo anterior, creo que es hora que los venezolanos, se pongan de acuerdo y se vayan tranquilamente, caminando como una gran masa de gente, rumbo al Helicoide y liberen a los presos políticos, y luego todos juntos vayan sobre el palacio presidencial de Miraflores. Esa es la única solución, para erradicar a la lacra que está en el poder desde 1999, y a la cual, ustedes mismos venezolanos, llevaron tontamente al poder. Por ello, quienes deben arreglar esto, son ustedes mismos, que metieron la pata.

Así que los conmino a que se armen de valentía, porque van a tener que echarle pichón, porque si no, va a pasar lo peor que podría pasar: porque si no hacen algo, les vaticino que van a llegar las fuerzas armadas, la guardia nacional, la policía y los colectivos, y van a tomar presos a todos los opositores que vean (comenzando por Guaidó y Leopoldo López). Una vez presos, los chavistas miserables, los van a llevar a centros de detención como el Helicoide o van a habilitar estadios o fábricas abandonadas como verdaderos campos de concentración, donde los van a torturar sin piedad, los van a humillar, los van a escupir, los van a orinar encima (al menos) y los van a violar, a hombres y mujeres, y finalmente, por diversión, los van a lanzar por la misma ventana por la cual tiraron al Concejal Albán, en octubre 2018.

Hay una escena que me convenció del poder y de la fuerza que tienen las mujeres y hombres de la gran Venezuela, y fue cuando en la frontera, hace pocos días atrás, un grupo de venezolanos rompió el cerco de la guardia nacional apostado en el puente Internacional Simón Bolívar, en la frontera con Colombia, y cruzó al vecino país. ¿Por qué no son capaces de hacer algo así, pero hacia Miraflores? Porque deben entender, que Maduro y los psicópatas que lo acompañan, no se van a ir ni por la buenas, ni por las malas. Para ellos es patria o muerte, porque o siguen en lo que están o se van presos a Guantánamo (ojalá) o mueren descuartizados como Gadafi o Sadam Hussein.

Por lo tanto, hay que entender que Venezuela depende sólo de los venezolanos. Lo cual por supuesto, no considera a Maduro, porque él es colombiano, aunque se empeñen en inventar actas de nacimiento y registros falsos.  

Fuerza Venezuela!!!! Fuerza Guaidó!!!!