prensa 27/09/2019

• Investigación generaría un impacto positivo en la cadena de valor asociada a la producción de orégano, considerando sus características únicas de sabor y aroma e incluyendo su uso medicinal.

Determinar y evaluar las propiedades saludables y funcionales del aceite esencial del orégano de la Precordillera de Arica y Parinacota y obtener un producto final que diversifique el uso de esta materia prima en la alimentación y la medicina tradicional, es el objetivo de la investigación que desarrolla la Facultad de Agronomía de la Universidad de Tarapacá, financiada por el Fondo de Valorización de la Investigación en la Universidad del Programa del FONDEF de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT).
El proyecto, denominado “Diversificación productiva del orégano de la Precordillera de la comuna de Putre: Utilización del orégano para el desarrollo de prototipos de aceites comestibles saborizados”, está a cargo del químico y emprendedor Daniel Burton, asesorado por el Dr. Claudio Parra, y forma parte de las iniciativas que buscan rescatar el valor de la investigación y transformar el uso de la tecnología en un aporte para la comunidad regional.
“Con esta investigación buscamos darle un valor agregado a las características organolépticas y saludables del orégano de Putre, específicamente de la localidad de Socoroma, para que pueda ser usado como materia prima en la elaboración y diversificación de productos para la industria de los alimentos. Dentro de todo este proceso, queremos que el aceite de orégano sea utilizado no sólo para la alimentación sino que también mejorar su cadena de valor desde su cultivo, con un potencial impacto comercial para sus productores”, explicó Burton.
INVESTIGACIÓN
Luego de dos etapas de evaluación, las mejores 30 iniciativas de todo el país fueron adjudicatarias de recursos para la ejecución de proyectos que fomenten una cultura de emprendimiento innovador. En este contexto, la iniciativa liderada por Burton comenzó en mayo pasado y considera 6 fases de ejecución, de las cuáles se han concretado exitosamente un 35%.
De acuerdo con el emprendedor, la primera etapa tuvo relación con la recolección de muestras de Origanum vulgare (nombre científico del orégano) de la Precordillera andina, estableciendo vínculos con diferentes proveedores del poblado de Socoroma.
Posteriormente, se llevó a cabo la implementación de una planta piloto a escala de laboratorio para la extracción de aceites esenciales y optimización del proceso de extracción. Además, se evaluaron parámetros fisicoquímicos del aceite esencial como su densidad, pH, índice de acidez, de refracción, y barrido espectral, entre otros.
Actualmente, como parte de la tercera etapa de investigación, se trabaja en la caracterización química y biológica del producto, con la colaboración del grupo de Productos Naturales y Química Médica liderado por el Dr. Claudio Parra (UTA), y de la Dra. Jessica López (PUCV) en los ensayos biológicos.
“Los resultados obtenidos para la caracterización química del aceite esencial de orégano, específicamente los análisis antioxidante in vitro, han sido prometedores, mostrando un gran potencial para la utilización de esta materia prima como aditivo especializado en la industria de los alimentos. En este contexto, esperamos que la transferencia al producto final sea exitosa”, aseguró Emilio Soto, jefe de laboratorio de la planta de extracción.
Finalmente, Daniel Burton explicó que durante los próximos meses “se llevará a cabo la elaboración de prototipos de aceite premium saborizado y la realización de catas con potenciales consumidores para su validación comercial, así como también se realizará un taller práctico de transferencia para los productores de orégano de la localidad de Socoroma”, concluyó.

Total Page Visits: 73 - Today Page Visits: 1