Arica Nacional Sociedad

Un cercano reconocimiento para agradecer la labor de los dirigentes sociales

A 51 años de haberse promulgado la ley N°16.880 (07/09/1968), sobre Organizaciones Comunitarias, en donde por primera vez se reconoció legalmente a estas entidades, distinguiéndose las de carácter territorial y funcional. Esta fecha quedó registrada en el calendario nacional como el Día del Dirigente Social y Comunitario. Y en la conmemoración de un nuevo aniversario, el Seremi de Gobierno, Víctor Mardones Bernal, quiso reconocer personalmente el valioso trabajo que realizan los dirigentes por la comunidad, por lo que visitó en sus hogares a algunos actores comunales. En el recorrido se reconoció la trayectoria de Aliro Rojas Dubó, presidente de la junta vecinal n°17 Libertad; la iniciativa de Sandra Araya González, presidenta de la junta de vecinos N°7 Dr. Juan Noé, y la perseverancia de Mario Bahamondes Cortés, presidente de la unión comunal De y Para Personas con Discapacidad.

La iniciativa fue agradecida por los dirigentes, quienes coincidían en que era primera vez que un seremi los visitaba en sus hogares. El más emocionado fue don Aliro Rojas, quien lleva más de la mitad de su vida dedica a la comunidad: “Jamás en mis 40 años como dirigente social una autoridad me ha venido a visitar, eso que somos uno de los eslabones en esta cadena de contacto con la autoridad. Así que feliz, estoy muy emocionado”, señaló el presidente de la junta vecinal, quien además aprovechó la instancia para recorrer con el vocero regional el sector y contarle un par de problemáticas que aquejan a sus vecinos.

El vocero regional destacó la función del dirigente social como base para el desarrollo de la región. “El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, valora y reconoce el trabajo que hacen todos los dirigentes sociales día a día con sus comunidades, los cuales son fundamentales para poner a Chile en marcha. Y por ser parte importante de nuestra sociedad es que quisimos hacer algo diferente, mucho más cercano y fuera de la monotonía de una oficina, así que decidimos ir a visitarlos, conversar con ellos, conocer sus vidas y, por supuesto, destacar su gran labor”.

Bien sabe la señora Ruth Flores (86), presidenta de la unión comunal Adulto Mayor Arica Región y una de las primeras coordinadora a nivel nacional del adulto mayor en Arica, los contrastes de ser dirigente social. “El cargo de dirigente es pesado, he dejado muchas cosas de lado para ayudar a las personas. Pero por algo siempre he estado en esto, me fascina la labor de ayudar, sobre todo al adulto mayor, que está tan abandonado. Yo gracias a Dios, tengo mi casa, mi cama, mi familia, comida, otros adultos mayores no lo tienen. No puedo quedarme tranquila sintiendo que yo estoy bien y otros no. Yo sé que no todo es color de rosa en la vida, igual he sufrido, pero no nos podemos ahogar en un vaso de agua, hay personas que nos necesitan”. Sin embargo, a pesar de que el oficio tiene sus matices, y no todo es color de rosa como señala Ruth, el dirigente entrega un profundo amor por los suyos, por Chile, y trabaja con esfuerzo, compromiso y pasión en la búsqueda del bien común.