CGE Implementa iniciativas para garantizar la continuidad del servicio eléctrico en 2024

Choque a postes, robo de cables y conexiones irregulares afectan a la red eléctrica regional.

La empresa eléctrica CGE ha tomado varias iniciativas para asegurar la continuidad del servicio eléctrico en medio de los desafíos que ha enfrentado durante el año 2024. Entre estos desafíos se encuentran los cortes de suministro debido al hurto de energía, los choques a postes y el robo de cables.

En una reunión llevada a cabo en el centro de convenciones del Hotel Antay, los directivos de CGE compartieron con la prensa los canales de comunicación que la empresa utiliza para agilizar la atención a sus clientes. Además, discutieron los principales obstáculos que han enfrentado en el presente año.

Guillermo Rojas, gerente zonal de CGE, explicó que el aumento de asentamientos irregulares en la comuna ha llevado a un incremento en las conexiones ilegales a la red eléctrica, lo que afecta la continuidad del suministro para otros clientes. “Nuestras cuadrillas están constantemente monitoreando la red para detectar estos incidentes. Sin embargo, esto es un problema de seguridad pública”, enfatizó.

Rojas también resaltó que la región está experimentando un crecimiento y expansión de la red eléctrica. “Hemos preparado inversiones importantes para fortalecer nuestra infraestructura y satisfacer los nuevos niveles de consumo que se esperan debido al crecimiento de la región”.

Además, la empresa está desarrollando proyectos de extensión de red destinados a conectar los nuevos parques fotovoltaicos que se están construyendo en la comuna.

En relación al robo de cables, Rojas compartió que esta situación está en aumento en la ciudad. Por ejemplo, se registró un episodio en el sector de camino a las pesqueras, donde desconocidos derribaron varios postes y robaron cables de cobre.

El extremo norte, entre Arica y Tarapacá, es la tercera zona con mayor frecuencia de este tipo de delito, siendo superada solo por Coquimbo y O’Higgins.

Rojas explicó que han exigido a las autoridades que tomen medidas al respecto. “Estas interrupciones se han incrementado significativamente en los últimos años. Hoy, el robo de cables está relacionado con la presencia de bandas organizadas que operan en la región. Este comercio ilícito genera grandes ganancias, y la mercancía en su mayoría se exporta fuera del país. Como CGE, hemos presentado querellas criminales contra los responsables, solicitando el apoyo del Ministerio Público y las fuerzas policiales para esclarecer los hechos”.

Paralelamente los proyectos de renovación de redes en Arica se están ejecutando con cable de aluminio protegido, nueva tecnología que disminuye el riesgo de fallas y desincentiva el robo.

En cuanto a los choques a postes, durante 2023, CGE reportó 142 postes chocados y más de 131,000 clientes afectados en la región de Arica y Parinacota. Solo en el 30% de los casos se logró identificar al responsable del accidente.

Una medida implementada por CGE y que se intensificará este año es la instalación de protectores en los postes. Estos se ubicarán en puntos identificados con mayor riesgo para evitar daños a la infraestructura eléctrica debido a choques con vehículos.

Esta iniciativa comenzó el año pasado y se ha extendido a más puntos en Arica, tanto en zonas urbanas como en los valles.

Prensa y Comunicaciones

Prensa y Comunicaciones