CONAF entregó educación ambiental a apoderados y niños de Escuela Molinos

Bajo la preocupación del cuidado de la morella pavonis, más conocido como guacano, padres, apoderados, vecinos y alumnos de Molinos y Chapisca se reunieron en la Escuela de Molinos para conocer sobre cuidados ambientales y calentamiento global.

Bajo el programa Habilidades Para la Vida de Junaeb, se congregó CONAF, la Dirección de Obras Hidráulicas, la Facultad de Agronomía de la Universidad de Tarapacá en la Escuela Molinos para entregar información de relevancia tanto a apoderados como a los estudiantes sobre cuidado del medioambiente y cambio climático.

La jornada se dividió en una actividad dirigida a los estudiantes, relacionada con educación ambiental y que incluyó un show de títeres y luego una visita al bosque de guacano cercano al establecimiento escolar de Molino, en donde se conversó y evidenció las consecuencias negativas del cambio climático y de no preservar los ecosistemas, degradándolo para fines agrícolas.

La otra parte de la jornada estuvo dirigida a los apoderados y comunidad del sector para capacitarlos sobre la Ley 20.283 sobre Bosque Nativo y sobre los avisos de quemas que entrega CONAF, coincidiendo en que es necesario conocer estas normativas para cuidar el ecosistema y no generar daños irreversibles en el medioambiente.

Para incentivar el conocimiento de los niños y niñas sobre la flora de la región, estudiantes de la carrera de Agronomía de la Universidad de Tarapacá entregaron un herbario al establecimiento con el cual los alumnos de la Escuela de Molinos podrán investigar y estudiar las especies asociadas. Para el profesor de la carrera de Agronomía, Hugo Escobar, esta actividad “busca proteger y propagar el guacano y otras especies del lugar, ya que tanto los agricultores como sus hijos son herederos de todo esta biodiversidad y lo que queremos en conjunto es concientizar a los alumnos y agricultores en la protección del medio ambiente. Es inculcarles el cuidado de la biodiversidad y que es importante para la mantención de la avifauna del lugar.

La actividad finalizó con una plantación morella pavonis en la escuela, como lugar inicial de la protección de esta especie. Para el director regional (s) de CONAF, Sandro Maldonado, esta actividad fue de gran relevancia pues “tuvimos la posibilidad de compartir con la comunidad de Molinos y Chapisca haciendo una jornada de educación para la conservación en donde buscamos a través de charlas y actividades prácticas cambiar y concientizar sobre la importancia de las especies nativas. El objetivo es cambiar ciertas malas prácticas agrícolas que disminuyen la cobertura vegetacional de este valle que es tan importante para la región.

Por último el director del establecimiento, Iván Arancibia, aseguró que estas actividades son muy importantes para la comunidad: “tenemos que reforzar el cuidado del medioambiente y de cómo nuestros actos influyen en la flora y fauna local. Es muy importante que los niños desde pequeños sepan sobre las especies protegidas y de cómo impactan en la flora y fauna local.

Centro de Noticias

Centro de Noticias