Gore y Subdere activan trabajo conjunto para concretar proyectos de alto impacto social en la región

Entre las iniciativas están la atención de los socavones en Arica, la electrificación en el altiplano, un masivo plan de pavimentación de calles y arreglo de veredas, entre otras.

Según registros de diversos organismos públicos, casi una de cada cuatro viviendas en el radio urbano de Arica, muchas de ellas pareadas, tienen problemas con socavones debido a los suelos salinos. Ahí, la intervención requiere el consentimiento de todos los propietarios o arrendatarios, algo que no siempre ocurre y traba cualquier tipo de solución de largo plazo que implica intervenciones mayores en la obra gruesa de los inmuebles, en la red de alcantarillado, entre otros.

Problemas de urgente solución como el anterior fueron tratados en una reunión de trabajo sostenida por el Gobernador Regional de Arica y Parinacota, Jorge Díaz Ibarra, y la subsecretaria de la Subdere, Francisca Perales. Para este tipo de casos, por ejemplo, se aludió a la creación de una Mesa de Socavones y replicar experiencias de regiones cercanas, como Tarapacá, para revertir o impedir que inmuebles sean declarados como inhabitables. La semana pasada, la máxima autoridad regional encabezó una comitiva del Consejo Regional que visitó Tarapacá para conocer un Plan de Gestión de Suelos Salinos que ejecutan servicios públicos y una empresa sanitaria.

El largo listado de proyectos postergados incluye obras como nudos viales, pavimentación de calles y mejoramiento de veredas. A lo anterior se suman la reanudación de los trabajos de grandes proyectos, como el nuevo Museo Chinchorro, la creación de nuevas comunas y la electrificación de la comuna de General Lagos. Sobre esta última iniciativa, el gobernador Díaz dijo que ha sido “la tormenta perfecta, por razones técnicas, falta de recursos, postes instalados en servidumbres y no en terrenos fiscales”.

“Además, más del 97% de los habitantes de la región se concentran en una comuna (Arica), que se transforma en una comuna-región y la población percibe que no llegas a todas partes”, agregó la autoridad.

En tanto, la subsecretaria Perales planteó que para el caso de los socavones pueden aplicarse “planes piloto de saneamiento sanitario” en lugares afectados e inyectar recursos a través de glosas especiales, sumado a un trabajo conjunto con el Ministerio de Obras Públicas y el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu).

Otro foco de atención fue el bajo presupuesto que tendrá Arica y Parinacota, con poco más de 52 mil millones de pesos disponibles para 2024, lo que la convierte en la región más castigada pese a su condición de extrema, bifronteriza y que tiene más cantidad de habitantes que otras como Magallanes y Aysén.

Un contexto que obligaría a la activación de requisitos, como las RS de Desarrollo Social, para concretar proyectos, entre otros.

 

Centro de Noticias

Centro de Noticias