Menoresniunagota: La nueva campaña de sensibilización a la que se adhiere la comuna de Zapallar

Tras la presentación de los resultados de la “Radiografía del Consumo de Bebida con Alcohol en Verano” realizada por la Asociación Pro Consumo Responsable de Bebidas Espirituosas (Aprocor) y Cadem, donde se refleja que el 62 por ciento de los chilenos percibe relajo en la fiscalización de alcohol a menores, el municipio de Zapallar se suma a la campaña #menoresniunagota con el objeto de seguir realizando acciones que impidan el consumo en los menores de edad de la comuna.

Y es que Zapallar se transformó en la prima comuna en manifestar un interés concreto en defender y resguardar el derecho a la no vulneración de los menores de edad, en la ordenanza municipal decretada desde el año 2022 y que regula la presencia de menores solos en la vía pública y fiscaliza la venta de alcohol en botillerías.

Para el alcalde de la comuna, Gustavo Alessandri, “todos los esfuerzos que se puedan realizar en esta materia valen la pena porque el consumo de alcohol en menores de edad es la puerta de entrada para una serie de otros delitos que cada vez se van complejizando más”.

De hecho, el edil comenta que, desde la implementación de una serie de medidas de seguridad en la comuna, los delitos han disminuido un 50% y no se han reportado casos de menores intoxicados en centros de salud este verano.

“Como municipio valoramos el trabajo de Aprocor porque los datos que nos entregan nos hacen abrir los ojos para ejecutar medidas efectivas que desalienten prácticas perjudiciales, como permitir que menores ingieran alcohol y Zapallar ha sido el ejemplo más claro de que aplicar la normativa y fiscalizarla como corresponde, hace que todos jueguen el rol que les corresponde en la crianza y cuidado de los menores de edas”.

Resultados Estudio Aprocor-Cadem:

Entre los hallazgos más preocupantes arrojados por el estudio, destaca que 6 de cada 10 personas, (62%), aseguran que durante el verano se “relajan” las medidas de fiscalización al acceso al alcohol por parte de menores de 18 años.

Los encuestados proponen que para evitar que menores accedan a este tipo de productos se debe aumentar el control policial en las calles; imponer multas exorbitantes a quienes vendan alcohol a menores y sancionar a los padres de menores que sean sorprendidos tomando.

El informe revela además que el 53% cree que tomar frente a menores puede influenciarlos a beber tempranamente; mientras que solo el 12% no lo considera probable. Asimismo, 5 de cada 10 personas aseveran que la principal razón por la que evitarían tomar delante de un menor sería para que “no normalice el consumo”. Sin embargo, un 30% le daría permiso a su hijo para “tomar en una ocasión especial”, pese a que el 90% fue tajante en que “supervisa el acceso de alcohol de su hijo”.

“Los padres y adultos desempeñan un papel fundamental en la formación de actitudes y comportamiento relacionado con el consumo en sus hijos y bajo ningún contexto los menores deben consumir alcohol, pues conlleva graves riesgos a la salud del organismo en desarrollo. Hacemos un llamado a las familias para que eduquen en esta materia y seguiremos trabajando para promover campañas como #MenoresNiUnaGota y el consumo responsable de bebidas con alcohol en la sociedad”, resaltó el presidente de Aprocor, Juan Pablo Solís de Ovando.

Las conversaciones sobre consumo de alcohol siguen siendo la principal medida de las familias para alejar a sus hijos de la ingesta en el verano. Preocupantemente, 3 de cada 10 padres declaran no conocer los peligros a los que se expone un menor frente al consumo.

La “presión social para encajar en grupos de amigos” se esgrime como la principal razón entre los jóvenes para beber, por sobre “la curiosidad” y “la influencia de las redes sociales”.

Prensa y Comunicaciones

Prensa y Comunicaciones